La CIDH promete acompañamiento más estrecho a los problemas indígenas en Costa Rica

En la imagen, el comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Joel Hernández. EFE/Archivo

San José, 22 may (EFE).- Una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) prometió este miércoles efectuar un acompañamiento más estrecho a los problemas por territorios que atraviesan los indígenas de la zona sur de Costa Rica.

La misión se reunió el lunes con autoridades judiciales y de Gobierno, entre ellos el presidente del país, Carlos Alvarado, y el martes finalizaron su trabajo con visitas a los indígenas beneficiarios de medidas cautelares desde el año 2015 en las comunidades de Térraba y Salitre.

«Nos vamos satisfechos por el compromiso renovado y también satisfechos porque ahora tenemos muchos más elementos para entender un tema sumamente complejo, con distintas aristas, lo que nos permitirá, desde la CIDH, dar un acompañamiento mucho más estrecho», dijo este miércoles en un comunicado el relator de la CIDH para Costa Rica, Joel Hernández.

El relator, quien encabezó la misión, dijo que las autoridades costarricenses expresaron «el compromiso de atender los temas pendientes».

También dijo sentirse «satisfecho de haber tenido un contacto muy directo, muy personal, muy largo, de jornadas intensas, con los beneficiarios de la medida cautelar».

La visita de la CIDH se produjo tras una invitación efectuada por el Gobierno luego de que en marzo pasado fuera asesinado el líder indígena Sergio Rojas, una de las caras visibles de la lucha de los pueblos indígenas del sur de Costa Rica por recuperar tierras ancestrales.

Hernández comentó que la misión pudo «sentir la necesidad de avanzar con el saneamiento de las tierras que corresponden a los pueblos indígenas y de esta manera poder generar un clima de tranquilidad».

Además, indicó que es necesario que la Fiscalía realice una «investigación expedita» sobre el asesinato de Sergio Rojas, pues «el hecho no puede quedar impune, los deudos tienen derecho a la verdad y a la justicia».

La delegación de la CIDH estuvo acompañada por el viceministro de la Presidencia para Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, Juan Alfaro; el director de la Dirección Nacional de Resolución Alterna de Conflictos del Ministerio de Justicia, Franklin Paniagua, y dos funcionarios de la Cancillería.

«Las sesiones nos permitieron informar al Comisionado de la voluntad del Estado para dar cumplimiento a los derechos de los pueblos indígenas. Estamos en toda disposición de implementar las recomendaciones que la Comisión hará para dar cumplimiento a la medida cautelar», resaltó en un comunicado del Gobierno el viceministro Alfaro.

Los territorios indígenas de Salitre (etnia bribri) y Térraba (etnia teribe), provincia de Puntarenas (sur), tienen desde 2015 medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el objetivo de garantizar la vida y la seguridad de las personas indígenas.

En enero de 2017 el Gobierno de Costa Rica anunció la suscripción de acuerdos con las comunidades, con el fin de cumplir con las medidas cautelares de la Comisión Interamericana.

Sin embargo, organizaciones indígenas aseguran que las medidas de seguridad no han sido suficientes, mientras la Defensoría de los Habitantes denunció que las usurpaciones al territorio indígena son «constantes» ante el avance «sumamente lento» de un plan de recuperación de tierras.